Los increíbles beneficios de la sauna después del gimnasio

Las saunas y el deporte siempre han estado estrechamente ligados. A día de hoy, es difícil acudir a un gimnasio moderno con balneario que no cuente con una o varias saunas para utilizar después del entrenamiento. Aunque te parezca extraño y creas que ya has sudado lo suficiente después del gimnasio, 15 minutos en la sauna seca o de vapor, son tremendamente beneficiosos para la recuperación del cuerpo y la piel. ¡Veamos por qué!

Beneficios de la sauna después de hacer ejercicio o entrenar en el gimnasio

Aunque mucha gente se pregunta para qué sirve entrar en la sauna después del gym, infinidad de estudios médicos reiteran sus grandes beneficios, no solo físicos, sino también psíquicos y de relajación. Aunque el listado de ventajas es extenso, estas son algunas características por las que todos deberíamos utilizar la sauna después de un buen entreno.

La sauna como complemento después del gym:

  • Limpieza de toxinas en la piel: La sauna abre los poros de la piel, lo que permite eliminar impurezas. Además la combinación de ejercicio y sauna es muy beneficiosa ya que nos ayuda a barrer toda la suciedad que el sudor ha expulsado del cuerpo.
  • Mejora la circulación. Sobre todo después de hacer deporte y gracias a su efecto vasodilatador, contribuye a reducir el riesgo de hipertensión.
  • Reduce los tiempos de recuperación muscular. Mejora los tiempos de reparación de las fibras musculares y se aconseja especialmente en atletas de alto rendimiento.
  • Beneficioso para oxigenar los pulmones. Los vapores o el calor seco, son perfectos para limpiar las vías respiratorias, sobre todo en personas que sufren alergias.
  • Efecto relajante e la sauna sobre el cuerpo y la mente. La sauna proporciona de forma muy efectiva una relajación tanto muscular como psíquica, reduciendo los niveles de estrés y ayudando a conciliar el sueño.

La ducha de contraste, el complemento perfecto de la sauna y el gimnasio

¿Qué es la ducha de contraste?

La ducha de contraste -muy utilizada en balnearios o spas y seguida fielmente por atletas de élite-, consiste en alternar la temperatura del agua entre fría y caliente. Algunos estudios sugieren que 6 minutos de ducha de contraste mejoran los tiempos de reparación muscular en atletas de alto rendimiento, lo que unido a una sesión de sauna, fortalece el sistema inmune y mejora la recuperación física.

Beneficios de la ducha de contraste

Los beneficios de tomar una ducha de contraste son similares a los de la sauna: eliminación de toxinas, oxigenación de las vías respiratorias, relajación mental y muscular, etc. Para que sea efectivo debe realizarse al menos 3-4 veces por semana, sobre todo después de las sesiones de entrenamiento.

5 consejos antes de acudir a la sauna tras el gym

Antes de acudir a la sauna después de entrenar, lo ideal es seguir una serie de precauciones. No sólo para aumentar los beneficios que nos proporciona utilizar la sauna tras el entrenamiento, sino para reducir efectos secundarios adversos. A continuación te detallamos 5 consejos que debes tener presentes antes de entrar y relajarte.

¿Una sesión de sauna como parte de tu entrenamiento? Consejos prácticos para su uso

  1. Beber 2 o 3 vasos de agua

Estar hidratado, sobre todo tras el ejercicio, es sumamente importante debido a la cantidad de líquidos que se han perdido por sudoración. Las bebidas isotónicas o con electrolitos son una buena idea para antes de ir la sauna.

  1. No acudir después de hacer natación

Después de nadar la presión corporal suele ser baja, lo que puede generar mayores efectos secundarios o causar mareos e incluso desmayos.

  1. No comer en exceso

Si tras acudir al gimnasio, haces un parón para comer algo, te recomendamos no comer en exceso. En este momento el cuerpo está procesando los alimentos y al mismo tiempo lidiando con el contraste de temperatura. ¿El resultado? Una posible indigestión o mareos.

  1. No sobrepasar los tiempos de exposición

El tiempo indicado son entre 10 y 15 minutos. A diferencia de lo que se cree, incrementar el tiempo no aumentará los beneficios, sino que puede acarrearnos algún problema.

  1. No debemos entrar si se tiene alguna infección o resfriado

Cuando tenemos un resfriado o algún tipo de infección, nuestras defensas son bajas y aunque uno de los beneficios de la sauna es estimular la irrigación de la sangre, los cambios bruscos de temperatura pueden suponer complicaciones.

¿Cuánto cuesta instalar una sauna en tu gimnasio?

Si eres propietario de un gimnasio o un club deportivo y quieres incluir saunas en tus instalaciones, ¡este el momento! En Saunas Avilsa trabajamos con propietarios de gimnasios de toda la geografía española además de un gran número de gimnasios particulares. Recuerda que nuestro equipo de profesionales te asesorará según tus necesidades y sin ningún compromiso. No lo dudes, ¡llámanos!

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *