Flotarium y el concepto de aislamiento sensorial

Hay pocas sensaciones mejores que la de relajarse, dejarse llevar y mantener la mente en blanco mientras te evades de los problemas del mundo. Suena bien, ¿verdad? Uno de los sitios donde es más fácil experimentar esta impresión es en un flotarium, una piscina de poca profundidad en la que el objetivo es flotar y aislarse del exterior. Esta práctica, además de ser un tranquilizante natural, tiene una serie de beneficios que repercuten en la salud de forma positiva. ¿Quieres saber cuáles? ¡Te los contamos!

¿Qué son los flotariums y por qué se han puesto de moda?

Aunque es bastante intuitivo averiguarlo por su nombre, es interesante incidir en el concepto de flotarium y en su significado. Un flotarium es una piscina, que suele ser de poca profundidad, en las que hay una alta concentración de sales y otros minerales. Estas sales modifican la densidad del agua, haciendo que el cuerpo flote en el agua y no se hunda. Esta capacidad de flotar permite llegar a un estado de relajación profunda, que es la base de esta práctica y que está muy relacionada con el concepto de aislamiento sensorial, del que hablaremos más adelante.

La terapia de flotación surge como tal en la década de los años 50, bajo la creencia por parte de expertos en neurofisiología de que, si se priva al cerebro de la mayor parte de estímulos externos, consigue un mayor estado de relajación. Sin embargo, parece que es una terapia novedosa porque es ahora cuando más auge está teniendo. Las razones principales se esgrimen en que vivimos en una época en la que el nivel de estrés poblacional es muy elevado.

De hecho, se estima que 8 de cada 10 personas en el mundo viven estresadas, y en España, este porcentaje se sitúa en torno al 70%. Por este motivo, muchas personas tratan de relajarse en casa, pero suspiran pensando en pasar el día en un spa o balneario. Por otra parte, la confianza en las terapias naturales es cada vez más alta, lo que hace que muchas personas recurran a ellas de forma habitual.

Beneficios de flotar en el agua

La sensación de ingravidez que se consigue en los flotariums o piscinas de flotación tiene altos beneficios para la salud, hasta el punto de que constituye una terapia para combatir múltiples problemas. Estas son algunas de las ventajas más interesantes:

  • Mejora la circulación sanguínea y linfática.
  • Facilita la relajación de los músculos, ya que impide que tengan que soportar el peso del cuerpo. Además, la temperatura del agua y la del cuerpo se igualan, provocando que pierdas la conciencia sobre tu propio cuerpo y favorece la relajación.
  • Revitaliza el sistema inmune.
  • Disminuye el tiempo de recuperación muscular o rehabilitación tras una lesión o una actividad física de impacto.
  • Reduce los dolores crónicos en las articulaciones.
  • Combate el estrés y el insomnio.
  • Acelera el metabolismo.
  • Evade la mente con mayor facilidad, lo que se traduce en una reducción momentánea de la tensión muscular.

Flotar en el agua está recomendado durante el embarazo

Los beneficios de flotar en el agua se multiplican para las mujeres embarazadas, pues estas terapias de relajación mental y muscular les ayudan a lidiar con el peso. En el tercer trimestre del embarazo, las piscinas de flotación están indicadas para aliviar el dolor y descansar.

aislamiento sensorial¿Qué debes tener en cuenta antes de utilizar los flotariums?

Ya has visto las múltiples ventajas que ofrecen las piscinas de flotación en la salud y el bienestar, pero es importante tener en cuenta una serie de aspectos antes de utilizarlos:

  • Es preferible evitar los flotariums, si la persona tiene heridas en proceso de cicatrización, pues tienen una elevada cantidad de sal que aumentará la sensación de dolor.
  • Las usuarios que sufren algún problema dermatológico, epilepsia o infecciones auditivas deben consultar previamente con un especialista si pueden utilizarlos.
  • Tampoco es conveniente zambullirse en un flotarium con objetos que se puedan deteriorar con la sal, como relojes, anillos o pulseras.

Aislamiento sensorial: ¿en qué consiste y qué beneficios tiene?

Cerca del 70% de la población española sufre estrés de manera continua y habitual en su día a día. Una situación ante la que es muy habitual recurrir a terapias que ayuden a rebajar esta tensión, a fin de mitigar las consecuencias que puede generar a largo plazo.

Para dar respuesta a esta demanda, en los spas y centros de bienestar es cada vez más común encontrar tratamientos y prácticas enfocadas a conseguir el aislamiento sensorial. Esta experiencia consiste en evadirse por completo de las sensaciones que hay en el mundo exterior, algo a lo que sumergirse en el agua ayuda mucho. Tanto es así, que flotar en el agua hace que te aísles hasta en un 90% de los estímulos habituales del exterior.

El aislamiento sensorial reduce el esfuerzo que debe realizar el sistema nervioso central, y el cuerpo libera más endorfinas, que es la hormona que produce el estado de felicidad habitual cuando nos relajamos. Además, el efecto relax que proporcionan las piscinas de flotación es clave para el descanso mental. Tanto que una hora en el flotarium puede llegar a equivaler a 3-4 horas de sueño.

¿Debería incluir piscinas de flotación en mi spa o balneario?

Si quieres ofrecer una experiencia de relajación completa y efectiva a tus clientes, la respuesta es un rotundo sí. Los flotariums son un reclamo que sigue creciendo entre los usuarios habituales de los centros wellness o balnearios. El abanico de piscinas de flotación que puedes incorporar es muy amplio, pudiendo elegir entre piscinas más pequeñas o grandes en función del espacio disponible.

Además, el mantenimiento de los flotariums no es alto, pues la propia salinización del agua actúa como esterilizante. Es importante mantener una buena filtración del agua y controlar los niveles de pH, pero no es un mantenimiento muy costoso.

Otros elementos imprescindibles para completar la experiencia sensorial

El uso del flotarium forma parte de una experiencia sensorial que se puede reforzar y perfeccionar con algunos pequeños detalles:

  • Eligiendo una iluminación tenue para favorecer la relajación: es preferible que los flotariums estén ambientados con poca luz, lo que aumenta la sensación de relax. Además, las luces con tonos azules o violetas intensifican el descanso.
  • Aromatizando el agua con cítricos. Puedes añadir algunos cítricos al agua para darle un toque aromático que aumente la sensación de placer.
  • Evitando las aglomeraciones. Es preferible colocar un flotarium más grande para evitar que se junten muchas personas en un espacio más reducido.

Las condiciones y características del espacio son diferentes en cada centro de bienestar o balneario. Sin embargo, en todos ellos es posible instalar un flotarium para completar el catálogo de servicios a sus clientes; solo hay que saber cómo hacerlo.

Desde Avilsa, podemos ayudarte a optimizar al máximo el espacio de tu centro wellness para que puedas incorporar estas piscinas de flotación y satisfacer así la demanda creciente de los usuarios que buscan reducir sus niveles de estrés. Desde las tumbonas relax hasta las saunas, ¡cada elemento cuenta!

¡No dejes de consultar el equipamiento para balnearios disponible para completar la oferta!

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *