Técnicas de relajación a través de la cromoterapia en saunas

El estudio del color sobre nuestro estado de ánimo ha demostrado a lo largo de los años su gran capacidad para calmar, inspirar, emocionar o cambiar nuestras percepciones, por ello la cromoterapia es considerada una gran herramienta terapéutica.

El ajetreado ritmo de vida, el estrés laboral… han convertido hoy en día a la terapia de color en una de las técnicas de relajación más populares en spas y también en saunas de ámbito privado. Y es que el uso regular de la sauna o baño turco con cromoterapia ayuda a equilibrar la energía, siendo beneficiosa tanto a nivel físico, como emocional.

¿Qué es la cromoterapia y cómo funciona?

La cromoterapia -también conocida como terapia del color- hace uso de los 7 colores del espectro solar para influir en el bienestar físico y emocional de las personas. Su finalidad es lograr un equilibrio del cuerpo y la mente aprovechando la capacidad que tienen los colores para calmar, inspirar o excitar, entre otros efectos.

En la actualidad existen dos tipos de cromoterapia:

  • Cromatoterapia luminosa.

Proyecta rayos de color claro que se obtienen al pasar una luz blanca a través de un filtro. Estos filtros seleccionan longitudes precisas que el ojo percibe como «colores». Se suele utilizar como tratamiento sobre traumatismos craneoencefálicos ya que mejora la memoria, los trastornos de atención, la ansiedad y los antecedentes depresivos. En dermatología actúa sobre herpes, cicatrices, etc.

  • Cromoterapia molecular.

Esta técnica utiliza longitudes de onda similares a la cromatoterapia luminosa, pero lo hace a través de la materia, en vez de la luz. Se aplica a nivel cutáneo (ungüentos con oligoelemento) y por vía oral (gotas o gránulos homeopáticos).

Otra de las variantes conocidas es la cromopuntura, pero debemos diferenciarla de las anteriores ya que se trata de una técnica basada en la Acupuntura Tradicional china que consiste en la aplicación del color en los puntos de acupuntura y meridianos del cuerpo y de las partes reflejas (orejas, pies o manos).

Los colores en cromoterapia: efectos y significado

Cada uno de los colores del espectro está asociado a unas determinadas sensaciones por ello la utilización de ciertos tonos trasmite estados de relajación y bienestar general. Los colores de la cromoterapia trabajan sobre diversos puntos de energía que ayudan al cuerpo a restablecer un equilibrio natural:

– Rojo. Influye en la vitalidad y aumenta la temperatura corporal. Puede utilizarse para desarrollar la emoción y la sensualidad.

Rosa. Promueve la ilustración, la paz, la limpieza y el despertar espiritual.

Naranja. Está asociado con el ingenio, la sociabilidad, el éxito o la estimulación sexual. Se dice que puede beneficiar la confianza social, la alegría o las relaciones personales.

– Amarillo. Se trata del color más brillante. El amarillo aumenta el tono neuromuscular y estimula la felicidad acrecentando la seguridad y ofreciendo una sensación de bienestar.

Verde. El verde está asociado con la armonía y proporciona un efecto calmante y positivo. Es muy útil para tratar la irritabilidad, el insomnio y puede contribuir en la recuperación de crisis nerviosas.

Azul. El azul promueve la relajación y la calma. Tiene un efecto antiinflamatorio y además puede utilizarse para desarrollar la expresión personal, la confianza en hablar y la relajación mental.

Violeta. Simboliza la espiritualidad y la intuición. Se utiliza para calmar el sistema nervioso o tratar el insomnio.

Beneficios de la cromoterapia

Lo cromoterapia está estrechamente asociada con técnicas de relajación gracias a las sensaciones que trasmiten los colores sobre nuestro estado de ánimo. La exposición a ciertas tonalidades inducirá felicidad o nos ayudará a calmar y relajar la mente. Si además unimos esta técnica a los propios beneficios de la sauna (relajación muscular, eliminación de la tensión muscular, etc.) tenemos la combinación perfecta para disminuir el estrés o la ansiedad. Este método ya se utiliza en spas de todo el mundo y actualmente vemos como usuarios particulares comienzan a incluirlo en saunas y baños turcos de uso privado.

¿Cómo sacar el máximo partido a una sesión de sauna con cromoterapia?

Realizar una sesión de cromoterapia en casa puede ser una de las mejores técnicas de relajación para combatir el estrés del día a día.

  • Según los expertos, 30 minutos al día son suficientes para obtener todos los beneficios.
  • Elegir el color idóneo o la combinación de varios tonos. Será fundamental conocer ampliamente las características de cada color y las necesidades de la persona, para saber exactamente cuales aplicar en cada caso.
  • Se trata de un momento de paz y desconexión. Los problemas y las preocupaciones no deben interponerse durante la sesión.
  • Para disfrutar al máximo de la terapia de color y aprovechar todos los beneficios terapéuticos de la sauna, incluir fragancias multiplicará estos beneficios. La aromaterapia en saunas a través de difusores o vaporizadores es otra de las grandes técnicas que aumentan el placer sensorial y contribuyen a la relajación. Por ejemplo, el aroma de lavanda, es tremendamente positivo para reducir los niveles de ansiedad y estrés.

Si buscas un momento de paz y tranquilidad, la cromoterapia en saunas es la opción perfecta para desconectar y rebajar los niveles de estrés de la vida diaria. ¿Ya te has decidido? No lo pienses más, en Saunas Avilsa, contamos con un equipo de profesionales que despejará tus dudas y te ayudará a elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *