Taquillas fenólicas vs. taquillas de melamina

No cabe duda que, uno de los elementos fundamentales y más importantes que forman parte de los vestuarios de un centro deportivo, sanitario, escolar o de trabajo son sus taquillas, pues es el lugar donde depositamos nuestra ropa y enseres más personales mientras realizamos la actividad que teníamos programada. Por tanto, garantizar el cuidado, seguridad, higiene y salubridad máximas en este espacio son, entre otros, los factores más valorados por la mayoría los usuarios.

Para cumplir con todos estos requisitos es esencial prestar especial atención al tipo de laminado y revestimiento con el que se construyen las taquillas, pues dependiendo del tipo de material que se utilice, nos aseguramos de que no le afecten las altas temperaturas, ni la humedad o que se eviten focos bacterianos.

Por lo general y con la finalidad de atender a estas y a otras razones, los elementos o materiales que más se suelen utilizar para revestir las taquillas, son los laminados fenólicos y los de melamina, debido a sus múltiples ventajas. Aunque en post anteriores de Avilsa, ya te hemos explicado los beneficios de las taquillas fenólicas, en esta ocasión vamos a ir un paso más allá para mostrarte también las características de la melamina ¿sabrías distinguirlas? A continuación, te exponemos sus principales diferencias, puntos en común y ventajas.

Diferencias principales entre el material fenólico y la melamina

Aunque es cierto que, desde el punto de vista de las ventajas tienen mucho en común, también hay algunas características que las diferencian. Estas son las principales:

  • Su fabricación. Las láminas fenólicas de alta densidad están hechas a partir de fibras húmedas celulósicas y termoendurecibles sometidas a gran presión y a mucha temperatura y se caracterizan por estar compuestas de resinas rígidas, hidrófugas y de gran dureza que absorben la humedad y resisten el calor elevado. Mientras que la melamima, es una lámina decorativa de material plástico compuesto por resinas que se aplican a baja presión sobre un aglomerado y que tienen una menor resistencia superficial que el material fenólico.
  • Los elementos fenólicos se caracterizan por ser muy resistentes, es decir, que aguantan perfectamente las inclemencias del tiempo por lo que son idóneos para mobiliarios en espacios públicos exteriores como parques, zonas infantiles y fachadas, aunque también dan magníficos resultados en lugares cerrados, castigados por las altas temperaturas o la humedad como pueden ser las taquillas de vestuarios, cabinas de baños, gimnasios etc. Sin embargo, los elementos melamínicos, al presentar una resistencia menor, resultan ideales para usos poco exigentes.

7 ventajas comunes de las taquillas

Además de la alta resistencia a inclemencias extremas, que presentan tanto los paneles fenólicos como las láminas melamínicas, existen otras muchas ventajas comunes que hace que, ambos materiales unidos, conviertan a las taquillas de espacios deportivos, sanitarios, escolares o de piscinas, entre otros, en muebles impecables y muy duraderos. ¿Quieres conocer sus beneficios? Desde Avilsa, te presentamos los siete más destacables:

Resisten la humedad. Al tratarse de materiales hidrófugos y poco porosos absorben bien la humedad.

Antibacterianos. Tienen una alta resistencia a los parásitos y microorganismos, por lo que se convierten en la opción más higiénica y salubre, un factor fundamental, sobre todo en entornos asépticos como los hospitalarios, por ejemplo.

No se rayan ni estropean. Otra de las ventajas que presentan es que, al tratarse de materiales duros y pulidos, aguantan perfectamente cualquier daño, tanto golpes e impactos como ralladuras o actos vandálicos de cualquier tipo.

No requieren prácticamente mantenimiento. Los materiales fenólicos y de melanina son muy fáciles de limpiar. Son resistentes a todo tipo de detergentes, agentes químicos y productos de limpieza domésticos.

Instalación fácil, rápida y barata. Los costes de los productos fabricados con estos materiales son bastante económicos.

Buen aislante térmico. Al tratarse de un material con una alta resistencia al calor extremo, al fuego y a temperaturas solares extremas, lo convierte en un aislante térmico perfecto.

Gran variedad de texturas y modelos. Cuentan con una amplia gama de diseños, colores y acabados en su superficie. Te puedes encontrar tanto diseños lisos y rugosos como mates o con brillo. La variedad de modelos existente es infinita, por lo que podrás elegir diseños muy atractivos y adaptables a cualquier entorno.

Conclusión

Revestir las taquillas combinado ambos materiales, fenólicos y melamina, no sólo garantiza que estén protegidos de agentes externos que los mantenga en buen estado durante más tiempo, sino que, además, al tratarse de elementos antibacterianos, se convierten en las opciones perfectas para entornos sensibles que exigen una higiene y salubridad del 100%. Y a ti ¿cuál te gusta más?

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *